miércoles, agosto 29, 2007

Alejandro Frómeta: La estrategia del salmón.

Vaya pez curioso que es el salmón. Nace en el río, y permanece allí, en agua dulce, mientras es pequeño. Se va al mar, a pasar su juventud, hasta la llegada de la madurez, y en increíble acto kamikaze, regresa en tiempo de reproducción al mismo lugar de donde salió.

No es fácil para el salmón llegar hasta allí: tiene que nadar contracorriente y saltar numerosos escollos, luchar contra todo lo que le frena, y contra su propio cansancio. Puede dejarse la vida en el empeño, pero al final, la satisfacción de procrear, de trasmitir un legado, la alegría de fecundar, es el premio a tamaño esfuerzo.

Hay personas que, al igual que el salmón, ponen el respeto a la creación por encima de todo. Quizás eran esos mismos de los que alguna vez habló Bertold Brecht, los imprescindibles. Entre esas personas cercanas que, consciente o inconscientemente, se adscriben a esta estrategia, he conocido al músico y productor cubano Alejandro Frómeta.

Han pasado los años. Ya para algunos resultará un esfuerzo recordar a grupos que desgraciadamente han quedado sepultados en la historia de la música cubana, con la salvedad de alguna que otra alusión hecha por ciertos críticos musicales (que siempre son los mismos). Pero para todo aquel que en los 90 buscaba una respuesta al sonido alternativo dentro de las fronteras cubanas, el nombre de Superávit le será familiar.

Raúl Ciro Hernández y Alejandro Frómeta eran ‘dos entes aparte’ que ya rodaban por ahí a finales de la década de los 80, principalmente por 13 y 8, tierra fértil para cantautores con ideas renovadoras.

Este fue el núcleo de Superávit, que comienza como un proyecto acústico en 1991. Con esta formación, y en compañía de algunos otros músicos invitados, graban los demos 2 por 2 (1991), Éxito (1993) y La otra cara (1994) y participan en el disco Habana Oculta, producido por Gema Corredera y Pavel Urquiza, una compilación musical que reúne a lo que se considera hoy la génesis de Habana Abierta.

Amorfos por excelencia, Superávit, siempre dispuestos a incluir músicos de apoyo que dieran en el clavo con la sonoridad buscada, invitaban a descollantes instrumentistas para sus presentaciones en vivo. La lista es larga, pero por etapas incluyó a Pedro Pablo Pedroso (violín y teclados), Isaac Capetillo (trompeta), Carlos Puig (teclados), Norberto Rodríguez (guitarra) y Manuel Orza (bajo), entre otros.

Alrededor de 1995, se inserta en la formación Carlos Santos, quien iba a ser un importante impulso creativo para la labor del grupo. Ya con una idea enraizada de un formato más amplio, se unen además Alfredo Hernández (percusión), Emilio Veitía (batería), Yalica Jo Gazán (cello), Félix Lorenzo (bajo) y Mario Fernández (violín), y graban el disco Verde Melón.

(fragmento de un trabajo que continuará, con una entrevista a Alejandro Frómeta)

Después de más de ocho años alejado de los escenarios cubanos, Alejandro Frómeta se presentará en concierto el 1ro de septiembre en el Centro Hispanoamericano de Cultura, antiguo Centro Cultural de España en La Habana, un proyecto 'descontinuado' después de un encontronazo político entre el gobierno cubano y el español.

martes, agosto 28, 2007



Habana Abierta se presenta los días 30 y 31 de agosto en la Sala Galileo Galilei, C/ Galileo, 100, Madrid.

Tel. +34 91 534 7557, +34 91 534 7558
www.salagalileogalilei.com
clientes@salagalileogalilei.com
Metro: Islas Filipinas y Canal.

jueves, agosto 16, 2007



Regresándolo todo


Después de un par de intentonas cinematográficas, Raul Torres nos trae de vuelta la poesía en un concierto que promete distensión y remembranzas, además de algún que otro estreno a incluir en su próximo disco.

Para los interesados en estas incursiones de Raulito en el séptimo arte, la primera fue un corto promocional para un concurso de tuNightology.com, proyecto donde participó como co-autor junto a Jesus de Frutos Jimenez, Lorena Rodriguez Carrillo y Andrea Zapata Girau, e insertó su canción El oro de Cleopatra, que sirvió de nombre para la pieza.

La segunda, otro corto dirigido por Jesus de Frutos, donde actuó junto a la actriz Dhapné Porrata, pero que no cumplió las expectativas de los exigentes cineastas. Raul también regresa de un pequeño periplo que incluyó conciertos en Denia y otros lugares de la geografía de la península "histérica" (al decir de Joaquín Sabina).



Restaurante cubano de día, club de baile de noche, el popular Mama Rumba -un sitio donde a veces es difícil bailar de lo repleto que se pone- abre sus puertas a los que quieran disfrutar de la música cubana hecha por las nuevas generaciones que, después de beber de toda la tradición, se aparecen con un concepto atrevido y diferente, adelantándose algunos pasos en la interpretación del son, el mambo, el bolero, el sucu-sucu, la guaracha y el guaguancó, al fusionarlos con el reggae, el hip hop, el rock, el jazz, el boogaloo y otros ritmos, para crear un híbrido interesante y único.





Si estás en México DF, no te pierdas a Descemer Bueno -que ya ha hecho historia en la música cubana al integrar las filas de grupos como Estado de Ánimo, Columna B y más recientemente Yerba Buena y Siete Rayos- junto a Kelvis Ochoa, integrante del proyecto de fusión Habana Abierta, quienes sobre el escenario se funden de maravilla, demostrando la carismática química de la que son poseedores.


martes, agosto 07, 2007



- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Para + info:

DE PALO PA RUMBA
c/ Barcelona # 12 (Sol) · Madrid
Tel. 91 360 45 10
Sol + Tirso de Molina
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -