sábado, octubre 13, 2007

Permiso que llegó Van Van.







Con motivo del festival Vivamérica, un gran evento cultural que se estrenó este año en Madrid, tuvimos el gustazo de ver a Juan Formell y los Van Van recorriendo las calles de Madrid y, los cubanos en especial, volvimos a sentir esas ganas de mover los pies que siempre te entran al escuchar a esta legendaria banda en vivo, en un espectáculo que, por momentos, bien pudo ser situado en La Piragua habanera.







La marcha musical por el centro de la ciudad, en torno a la emblemática plaza de Cibeles, tuvo a la comunidad iberoamericana como protagonista.







La carroza de los cubanos fue la primera, seguida por la de los Niños de Candeal, grupo del brasileño Carlinhos Brown, la del colombiano Carlos Vives, y la del proyecto de raperos Sonido Urbano, a los que se unieron otras agrupaciones musicales y grupos danzarios latinoamericanos de Madrid.






Definido por la embajadora colombiana en España, Noemí Sanín, como el desfile "del orgullo del inmigrante", esta fiesta de la música recorrió el Paseo del Prado hasta la fuente Cibeles.






El festival anual Vivamérica pretende ser un espaldarazo a la idea de convertir el 12 de octubre -día de la Hispanidad en España y el Día de la Raza en varios países latinoamericanos- en el Día de Iberoamérica, sobre todo ante la celebración en 2010 del bicentenario de las independencias de los países iberoamericanos.

2 comentarios:

Yvette dijo...

que rico...!
tremenda sabrosura.

Marthazul... dijo...

Justo esta mañana pasaron un resumen de ese festival, lo vi desde TVE internacional... desde Tepic-Nayarit... q chido verlo ahorita en tu blog... a través de la distancia sin fronteras... mucha luz azul desde el sol del pacífico mexicano... Martha.