sábado, octubre 18, 2008



En 1979 Roberto Poveda inicia su carrera musical dentro del Movimiento de la Nueva Trova Cubana, compartiendo con importantes trovadores como Donato Poveda, Santiago Feliú, Frank Delgado, Carlos Varela, Gerardo Alfonso, Gunilla, en aquel antológico "Guitarra a Pulso." Además también compartió escenarios y momentos con José Luis Barba, Pavel Urquiza, Julio Fowler, Amaury Gutiérrez y tantos otros.

Sumado a ello, durante este período adquirió conocimientos de teoría musical, guitarra clásica y composición al entrar al Conservatorio Cervantes. En aquellos años participó en espectáculos de radio y televisión tales como "Te Doy una Canción" y "Joven-Joven". También en los talleres de cinematografía de la escuela de cine de San Antonio de los Baños, y en una gira con el prestigioso Grupo de Teatro Buendía, dirigido por Flora Lauten.

En 1989 se traslada a Bogotá, donde combina el trabajo de actuación en telenovelas con espectáculos musicales. Participa en su primer show de televisión, "Azúcar", durante nueve meses. Posteriormente comienza a trabajar con el Teatro Nacional de Colombia, desempeñando por un año un rol en el musical "Doña Flor y sus dos maridos."

En 1993 comienza a trabajar en otro ciclo de telenovelas actuando en la telenovela "Fiebre" y escribiendo la música para la producción titulada "Sobrevivir." Participa por este tiempo de recitales organizados por diferentes universidades de Bogotá, y trabaja con importantes artistas colombianos como Kike Santander, Bernardo Ossa, Iván Benavides, Amparo Sandino y muchos otros.

En 1997 se muda a Miami a partir de un contrato con Peermusic, la renombrada compañía editora. En los primeros dos años compuso más de cincuenta canciones. En el año 2000 fue seleccionado "el mejor artista" (bajo la categoría de artista individual) por el Miami New Times.

Después de esto, realizó numerosas funciones en "El Hueco", importante sede musical localizada en la Pequeña Habana, presentando el espectáculo "Trumba" (combinación de trova y rumba) y en Wallflower Gallery con "Trovando." También se presentó en el legendario Tobacco Road del downtown de Miami, presentando "Videotrova" y en "Hoy como ayer" con el show "Boleros Perdidos", dirigido por el importante compositor, violinista y profesor universitario Alfredo Triff.

Estos últimos tiempos han sido no menos productivos para el trovador. Durante el 2002 se presentó cada jueves en "El Cuarto de Tula", el backstage bar localizado en el espacio del otrora Café Nostalgia. El sitio abría sus puertas a las 11:00 pm con la descarga de DJ Spam, Mercedes Abal, y otros importantes músicos de Miami. A "Fuácata", que es como se hacía llamar esta suerte de espacio híbrido de descarga, seguía el "fuacatazo" no menos contundente de Poveda en "El Cuarto de Tula." Poveda, quien ha sustituido la tradicional guitarra acústica por la eléctrica, se las arregló para, desde este nuevo sonido, reelaborar el feeling no sólo de sus propios números ("Sueño mamá", "Cadena perpetua", "Canciones de amor", "Caminando"), sino de antológicos sones y guarachas de la música tradicional cubana.

Durante el 2003, Roberto continuó el ciclo ascendente de su desarrollo profesional, alcanzando por segundo año el reconocimiento de la crítica, al ser seleccionado el Mejor Cantante Latino, según el Miami New Times.

Participa en el Latin Funk Festival Miami-New York y, conjuntamente a sus presentaciones habituales y sus escapadas a la Gran Manzana, estuvo dándole los toques finales a su proyecto discográfico titulado 'Son Eléctrico', un proyecto en el que Poveda ha estado involucrado en todos los aspectos de la producción artística y musical. Bajo la dirección de Zlatan Nikolic y la suya propia, se produjeron los diez temas que conforman el álbum. Además de todo esto, Roberto estuvo envuelto también en el proceso creativo de la carátula del CD, así como en el lanzamiento de su website, que reúne todos los elementos necesarios para conocer más de su trabajo.

Hoy por hoy, los shows de Poveda atraen a una considerable cantidad de público de todas las edades, con ascendencia americana y cubano-americana fundamentalmente, para quienes las sonoridades creadas por el trovador establecen una que otra resonancia familiar; ya sea el funky y a ratos jazzístico rasgado de su guitarra eléctrica, ya sea el beat cubano de las claves o, en el mejor de los casos el complejo híbrido surgido de su fusión de ritmos y melodías provenientes de una amplia gama de tradiciones musicales.

Con motivo de su participación en el Festival Womex, en Sevilla, que se celebrará entre el 29 octubre y el 2 de noviembre de 2008, Poveda aprovechará y se dará un salto a Madrid para mostrarnos lo último que está haciendo, en un concierto único que tendrá lugar el 28 de octubre en la Asociación Cultural Yemayá.

No hay comentarios: