sábado, enero 27, 2007

'Mariskal' Romero: El rock es cultura
Por F. Eduardo Varela

La Habana, 21 dic (PL) "El rock es cultura, talento, creatividad, virtuosismo, y eso hay que entenderlo: es cultura." dijo aquí Vicente "Mariskal" Romero, director de la revista española Heavy Rock, de visita en Cuba con motivo de la gira del grupo español Sugarless, que finalizará el próximo 23 de diciembre.

"El rock en España ayudó muchísimo al cambio político, al derrocamiento de Franco, entonces hay que apoyarlo: es la cultura de los buenos músicos," aclaró el editor principal de la publicación, una de las más importantes de habla hispana en Iberoamérica.

Romero abogó por la reapertura de la llamada Meca del Rock en Cuba, el Patio de María, un proyecto cultural descontinuado hace más de un año. "La droga está en la ciudad o en la bolsa, pero la droga no está en el rock," afirmó el presentador radial.

A la pregunta de si veía en el rock cubano rasgos distintivos de una identidad propia, el afamado musicólogo se apresuro en afirmar que "se ve la inserción de elementos ancestrales, el mestizaje."

"Esto es muy importante, pues así perderá el sinónimo anglosajón para convertirse en una cultura propia, que es lo que ha pasado en España con la música vasca, gallega, catalana, y andaluza," opinó la multifacética figura de la escena musical española, quien ya había visitado Cuba en 1987.

Según el autor del libro-disco "Chapa, Historia de una etiqueta", donde mezcla las anécdotas sobre importantes grupos de la escena heavy de Espa
ña como Barón Rojo, Leño o Asfalto, con recuerdos de su trabajo en la radio, la fusión es inevitable, pues "el rock, como el flamenco, el son y el tango, es un lenguaje universal."

Anteriormente, el pasado 16 de Diciembre, Romero fue anfitrión de la conferencia "El Rock como música de vanguardia, cultura, talento, virtuosismo y trabajo musical", en la sede de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) en esta capital.

Este evento teórico contó con la presencia del Ministro de Cultura cubano, Abel Prieto y el Presidente del Instituto Cubano de la Música de Cuba, Abel Acosta, así como destacados musicólogos cubanos, la prensa escrita, radial y televisiva, directores de agencias musicales y músicos cubanos.

Iniciada el 10 de diciembre, esta visita "ha sido para confraternizar, abrir el espectro; para que las autoridades se den cuenta de que hay que darle espacio al rock y abrir este puente para que vengan muchas bandas y muchos grupos cubanos tengan posibilidades en Europa," dijo el también director de la revista Kerrang (versión española).

La gira de conciertos se programó para abrir en Santa Clara, el sábado 11, donde también actuarían los trashers habaneros de Agonizer, junto a la banda local Blinder, seguida con la presentación el domingo 12 en la Ciudad de Los Parques, Holguín, junto al grupo Mephisto.

El viernes 17 de diciembre, Sugarless, una de las bandas cimeras de heavy metal en España, calentó la noche con un concierto disfrutado hasta la saciedad por los asistentes al capitalino Salón Rosado de La Tropical, continuado por Agonizer.

Sin guardarse una pizca de energía, Ivahn (voz), Frankie (guitarra), Samuel (batería) y Joseba (bajo) demostraron por qué sus contundentes conceptos musicales y letras cargadas de mensajes politico-sociales son altamente valorados en la península ibérica, y fueron muy bien recibidos por el público capitalino.

"Una noche de viernes, yo creo que ni en Madrid ni en Paris habría tanta gente. Esto demuestra que (en Cuba) hay un hambre terrible de buena música," comparó El Mariskal.

Al día siguiente, los españoles -cuyo excelente trabajo musical fusionando funk, hip-hop, hardcore, grunge, acid-jazz, punk y stoner rock los llevó a la portada de la revista Heavy Rock este mes- se presentaron en el anfiteatro del Parque Almendares, junto a las agrupaciones habaneras Escape e Hipnosis.

La gira también incluyó actuaciones en Matanzas, junto a los locales Rice and Beans, y culmina mañana con una presentación en la Escuela Latinoamericana de Ciencias Medicas, de La Habana, nuevamente teloneados por Agonizer.

"El público del rock cubano es fantástico, es fenomenal," dijo Romero. "Cuando la gente empieza a tomar su propia personalidad esto es imparable."

"La capacidad creativa del cubano, su dominio del idioma, el talento, su creatividad cuando se produzca ese mestizaje, van a hacerlo imparable, muy exportable, como sucedió en España con el rock andaluz, y va a tener tanta repercusión mundial como el son y la trova. Al menos en España lo están esperando con los brazos abiertos," concluyó esta autoridad del rock español.

(articulo escrito en diciembre de 2004 y nunca publicado por Prensa Latina)

No hay comentarios: